Entrevista realizada por TqPlusArt a Marisa Álvarez Aguilar. ARS VISITILIS III en MECA

¿Qué compromiso adquieres con el arte y para quién lo adquieres?

 

El compromiso es siempre conmigo misma, soy tremendamente autoexigente y el arte es todo o nada para mí, me cuesta mucho decidir cuándo debo terminar una obra, porque siempre veo que puede mejorar.

 

¿Qué pasos quedan por andar en el mundo del arte para que la mujer alcance su posición? Comparado o no con otros contextos.

 

Aún quedan muchos, pero necesitan del compromiso entre mercado, comisariado, galeristas y museos para hacer visible un arte con calidad artística, pero hecho por mujeres, así empezaremos a acercarnos a la equiparación real.

 

¿Cuál es tu opinión acerca de la situación actual de la mujer en el arte?

 

El arte sigue teniendo predominancia de hombres, aunque cada vez hay más presencia de la mujer, afortunadamente; es necesario desterrar el término “arte de mujeres”, ya que no existe el “arte de hombres”, el que hacen ellos se considera “arte” en general y éste no se debería diferenciar por géneros, cuando se trata de otro colectivo es cuando se ponen etiquetas, así que lo que falta es considerar que las mujeres hacen “arte” y darlo por hecho en los niveles decisorios del mundo artístico, ya que con los hombres ocurre así. Me molesta la

diferenciación con el resto de artistas por el hecho de ser una mujer, cuando yo contemplo una obra no me detengo a ver el género del que la hace, sino si me transmite algo. Hay demasiados prejuicios.

¿Has renunciado a algo por ser mujer y artista? ¿Hasta dónde estás dispuesta a hacerlo?

 

No he renunciado a nada por ser mujer y artista, este mundillo quiero pensar que es igual de duro tanto para hombres como para mujeres. De todas formas, no creo que hacer una cosa tenga porqué implicar el renunciar a otras.

 

¿Consideras que este tipo de proyectos solo para mujeres artistas tiene su razón de ser hoy en día? ¿Le dirías algo a aquellos/as que ironizan sobre estos programas?

 

Lo ideal sería que no fuera necesario este tipo de proyectos a estas alturas ya y que no se tuviera que diferenciar entre “mujer artista” o “mujer esto” o “mujer lo otro”, sino nombrarnos como “artista” a secas, sin importar que se fuera hombre o mujer; el Arte con mayúscula está por encima de las diferenciaciones y es globalizador, comprende la existencia humana al completo, es nuestra expresión más genuina como personas, independientemente de si uno es hombre o mujer. El problema es que se sigue diferenciando.

 

Y tampoco creo que le dijera a nadie nada sobre su opinión al respecto de este tipo de programas, porque el hecho de ironizar sobre algo me parece bien siempre y cuando se mantenga el respeto mutuo, la crítica puede ser hasta constructiva a veces, se puede tener disparidad de opiniones y no pasar nada, el problema es cuando se pretende llevar la razón a toda costa y se limitan las propuestas de los demás por no ser similares a las de uno, o cuando esa ironía se convierte en una ridiculización de lo que no se entiende o comparte, entonces entiendo que esa falta de respeto evidencia ignorancia y/o mala educación y ya no me interesa.

La vida no vale nada
La vida no vale nada

MECA Mediterráneo Centro Artístico

C/ Navarro Darax 11. 04003 Almería. España

M: +34 620 938 515 . M: +34 626 460 265  

 

meca@centromeca.com