Entrevista realizada por Rosa Muñoz

Comisario. Fernando Barrionuevo

Tomás Cordero, es un artista marcadamente andaluz por partida doble. Onubense y sevillano de nacimiento y convicción. Este hecho ha marcado su obra en su amplia trayectoria. Como él mismo reconoce la luz y sus matices son los que marcan el ritmo de sus piezas.

 

Para la mayoría de los artistas cuando se les pregunta que desde cuándo asumen esa responsabilidad, prácticamante todos coinciden en la etapa más joven de su vida. ¿ A tí, Tomás, te ocurre lo mismo ?

 

Desde mi punto de vista, no lo decides tú, uno no puede  convertirse  en lo que no es. Duchamp, decía “que la gente buscaba respuestas donde no había preguntas”, para algunos  ser artista, simplemente es el fruto del trabajo diario, la paciencia y la dedicación, para otros ese paso te lo dan los Dioses, una suerte, en definitiva.  Para no asfixiarme, recuerdo que  siempre respiré por lo que hacía y aunque mire más allá de la pintura, solo en ese más allá, veo más pinturas, esto es  en lo que decido creer.

 

¿ Cuáles son tus prioridades en tu mundo del arte ?

 

Lo que me importa de los pasos que me llevan es descubrir lo lejos que se puede llegar con lo que hacemos, lo compartido y aprendido en todos estos años es mi reconocimiento y satisfacción, te hace deshacerte de lo mejor que puedes hacer. Hice y hago de todo para poder encontrar la emoción de sorprenderme frente a la obra, ahí  en  mi obra es donde habito,   donde guardar mis sueños,   lo mío es solo un modo de contar historias que nunca darán soluciones a nadie, se trata  de posibilidades, y las dudas me alimentan.  Creo que cuantos más problemas tengo, mejor pinto, la dificultad es buena, te hace pensar.., me queda todo o nada por hacer.

 

 


¿ Cómo definirías tu obra ?

 

El lugar geográfico en que nacemos condiciona toda nuestra percepción, de igual forma afecta el entorno físico donde elaboramos las obras, y al final de alguna forma determina su resultado. No me interesa demasiado hablar de un método de trabajo o ni de herramientas o pintura que utilizo, mi obra no es un estado sino un proceso, y lo que me interesa de ella es la confusión, el simulacro de las figuraciones y abstracciones, lejos de la tiranía de la memoria y de la preponderancia del intelecto. A veces me fijo en la naturaleza y escojo de alguna manera los motivos que se parecen a mis cuadros, lo más parecido es más interesante que lo real, y cuando lo pinto, lo destruyo, quizás es por lo que nunca acabo una obra, en todo caso la abandono.

Obra presentada en Doce Dodici en Milán. Organizada por MECA
Obra presentada en Doce Dodici en Milán. Organizada por MECA

¿ Te afecta la crítica tanto profesional como del público al que haces partícipe en tus exposiciones ?

 

Lo que le interesa al artista es que el observador pueda ser cómplice con él, del resultado final de la obra. La crítica nunca me interesó, es sexo derramado, y mi  manera de lograr contactar con los otros  es levantándote ocho veces si caes siete. El tiempo filtra las cosas, ya que todo no cabe. Lla diferencia entre un pintor bueno y otro malo, es que uno conecta y el otro no, sobre una obra que puedan decir que está mal pintada; pero conecta, me interesa.., esa es su misión. Las cosas que hago ahora cada vez me resultan más fáciles; pienso que será por lo difícil que fue empezar. Eel creador es el primero que tiene que creer en lo que hace, conocer y saber que es verdad y tomar decisiones que siempre serán inconscientes.

 

¿ Qué piensas del momento actual, del contexto socio económico en el que España se encuentra ? 

 

Soy consciente de las circunstancias actuales  que por otra parte no me extraña, no sería normal.., la cultura y el artista siempre vivió en crisis, seguimos siendo náufragos a la deriva. Por ello los artistas  tenemos que continuar viviendo al límite para no llegar tarde a nada, no puedo ser una excepción, la crisis me produce la impresión, que tengo menos tiempo y más cosas que decir. 


Obra presentada en Doce Dodici en Milán
Obra presentada en Doce Dodici en Milán

¿ Te gusta compartir tus procesos de desarrollo, tus pensamientos y reflexiones durante la ejecución de una obra o por el contrario, sólo muestras la obra una vez acabada ? ¿ Crees que la obra se debe explicar al público ?

 

Nada nos pertenece de lo que formamos parte, solo somos testigos de lo que desaparece. Me enfrento a diario buscando socavar dudas, cuando la obra es de quien la mira, desearía que compartiese la experiencia comparable a la de situarse al borde de un precipicio y lanzarse al vacío. Es la forma para ver y encontrar muchas respuesta, que de otra forma difícilmente encuentro. Nada de lo que hacemos los artista queda impune y no me importa compartir pensamientos , reflexiones o sensaciones, lo hago todos los días, pero una vez acabo la obra, me deja de interesar hablar de ella, está en otra fase. 

 

¿ Qué consejos le darías a los artistas jóvenes que inician ahora su carrera profesional ?

 

Siempre pensé que los seres perfectos jamás son interesantes, la clave es no ser complaciente con lo que hacemos, sino inconformista e insatisfecho. La satisfacción está en expresarse con toda la libertab subversiva. Al principio con mi obra buscaba la impresión, hoy sólo la verdad. En estos tiempos, lo que exige esfuerzo, entrega, reflexión, lo que es duro porque se opone a la fácil captación directa y espontánea a que estamos acostumbrados es lo que es realmente arte. La historia la escriben aquellos que ven una oportunidad en lo desconocido o incierto, y no los que ven la inseguridad o los problemas. 

MECA Mediterráneo Centro Artístico

C/ Navarro Darax 11. 04003 Almería. España

M: +34 620 938 515 . M: +34 626 460 265  

 

meca@centromeca.com